**

Etimología de GENTE

-
-

GENTE

La palabra gente se refiere a un grupo de personas. Esta palabra viene del latín gens, gentis (tribu o familia) y está presente desde el año 1140 d.C. Gens también es la raíz de gentío (1220) y gentuza (1765).


La palabra latina gens, en la antigua Roma desde los inicios de la república hasta el imperio tardío, se relaciona con la tribu, grupo de un mismo clan que se identificaban entre ellos con el nombre de esa gens. Podemos observar que los nombres romanos de la aristocracia (patricios y equites) se componían de tres nombres, a saber, el nombre propio (ej. Lucius) la gens o tribu (Cornelius) y el apellido propiamente dicho (Sulla) como rama de esa misma gens, con lo que el nombre quedaba como Lucius Cornelius Sulla. De todas maneras, en mi humilde opinión, es una concepción mucho más antigua.

- Gracias: Anacrites


Es un grave error confundir la gens con la tribu (en latín tribus) y son cosas que no tienen nada que ver. La palabra gente puede estar presente en castellano desde 1140, pero procede del latín gens, gentis, vocablo y concepto presente desde los orígenes de Roma allá por el s. VIII a.C. La gens es una unidad de linaje amplio que abarca un buen número de familias todas ellas emparentadas por origen y cuyos individuos tienen el mismo nomen o gentilicium. Por ejemplo, en Lucius Cornelius Sulla , Lucius es el nombre individual o praenomen, Cornelius es el nomen o gentilicium e indica que este individuo pertenecía a la gens Cornelia y no tiene nada que ver con la tribu, la pertenencia a una tribu no deja huella alguna en el nombre, y Sulla es el cognomen o nombre de familia concreta dentro de la gens. Tanto Cornelius como Sulla son apellidos que se heredan.

La tribus o tribu es un conjunto de población que ocupa una determinada circunscripción territorial, que es diferente, por eso ya en época clásica la tribu es sinónimo puro de circunscripción territorial en que uno reside. Por ejemplo, en la fundación de Roma, según la historia romana, intervinieron 300 gentes (trescientos linajes), y todas estas gentes estaban divididas en tres tribus de 100 gentes cada una, es decir, procedían de tres espacios territoriales que como pueblo ocupaban: los Ramnes, Tities y Luceres. Luego, cuando Roma creció, y en épocas clásicas, el número de sectores territoriales creció también mucho: eso eran las tribus. Por supuesto el número de gentes o linajes también creció, pero no tiene nada que ver la gens a la que uno pertenece (concepto de linaje), con la tribu o circunscripción territorial a la que está adscrito.

Como puede verse, la palabra gens, gentis, conlleva en sí la noción de linaje o parentesco de sangre. Contiene la misma raíz que los verbos generare y gignere (engendrar) y el verbo gnasci (nacer), así como el vocablo genus (nacimiento, estirpe, linaje), que se asocian a la raíz indoeuropea *gen- (dar a luz, parir), y que también se vincula al vocablo griego γένος (origen, nacimiento, clan), de donde por ejemplo genética y génesis. En cambio la palabra tribus, derivada del numeral tres, conlleva simplemente la idea de una división tripartita del pueblo por sectores.

Por último la palabra gens en latín se empleó como sinónimo de pueblo. Los romanos sólo empleaban populus y términos similares para los pueblos que tenían formas de Estados complejos con sólidas instituciones y participación política. Y en cambio llamaban gentes a pueblos con una estructura social clánica y jerarquías que obedecían a criterios de linaje, como por ejemplo los pueblos germánicos o célticos.

La palabra gente con el tiempo y en las lenguas romances se ha especializado en designar al conjunto humano de un determinado país o espacio considerado (podría ser el mundo), presuponiendo una vaga unidad de origen. Es un nombre colectivo, pero no un plural. Hay quien cree erróneamente que es el plural de persona: no señor, el plural de persona es personas. Y gente admite perfectamente plural, depende del matiz que queramos expresar, y precisamente en la lengua castellana en origen se empleaba preferentemente en plural gentes, y sólo a partir del s. XIV va a empezar a extenderse más el singular "gente". Esto es así porque los romanos empleaban gentes muchas veces en sentido político para designar al pueblo en su conjunto, entendido como dividido en sus múltiples linajes, y la lengua romance en principio es continuadora de esa designación "gentes", en plural y no en singular.

Hoy si decimos "la gente", nos estamos refiriendo al colectivo humano sin distinción. Si en cambio decimos "las gentes" expresamos el matiz de los diversos colectivos humanos heterogéneos, de diferentes orígenes, que componen una comunidad humana extensa (territorial, lingüística, nacional, supranacional o mundial, según se desee). Pero en cualquier caso, en un registro culto y literario de la lengua, se puede emplear indistintamente "las gentes" o "la gente" refiriéndose a lo mismo. En el registro vulgar en cambio lo que se emplea es "la gente".

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G

H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9736) añadidas al diccionario:
fresno   ergástulo   fotograbado   cicuta   antibiograma   condroma   abscisión   tabernáculo   loquios   parche  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
frustración   frecuente   tedio   fastidio   biometría   biología   anglicismo   historia   sacar   prepucio  
Último cambio: Viernes, Septiembre 19 16:39 MST 2014