Etimología de GENTAMICINA

GENTAMICINA

La gentamicina es un antibiótico aminoglucósido utilizado en medicina humana y veterinaria para tratar infecciones bacterianas severas, como por ejemplo, meningitis, neumonías, peritonitis, glomeronefritis y quemaduras. La forma más comercializada es el 'sulfato de gentamicina' inyectable o también en forma de ungüento para infecciones de la piel, y en gotas oftálmicas, nasales y óticas. Fue aislado en 1963 por Weistein y sus colaboradores, a partir de una bacteria del grupo Actinomycetales llamada Micromonospora purpurea, debido a que este organismo presenta un color rojo intenso tirando a violáceo o azul, es decir, un tono púrpura. Mientras que el nombre latinizado del género (Micromonospora), propuesto por Ørskov en 1923, se acuñó uniendo tres elementos léxicos griegos: mikros (pequeño, como en microscopio y microbio); monos (único, aislado, solo, como lo vemos en monólogo, monocotiledónea y monogamia) y spora (siembra, semilla, inseminación, como por ejemplo, en esporangio, espora, meiospora y esporofito). Literalmente entonces "esporas (spora) diminutas o pequeñas (mikros) que se desarrollan o se forman solas o aisladas (monos); debido a que este microorganismo bacteriano produce pequeñas esporas solitarias, sin formar agrupaciones o conjuntos

La palabra gentamicina fue propuesta utilizando dos vocablos: Gentius, que fue el nombre del último rey de Iliria (localizada en aquella remota época en la región occidental de la Península Balcánica, en la costa este del Mar Adriático), que gobernó aproximadamente entre 181 y 168 a.C., y la voz griega mykēs (hongo), o sea, "hongo-Gentius". Pero es necesario explicar otros detalles para encontrarle sentido a esta etimología.

Resulta que según el naturalista romano Plinio el viejo (23-79 d.C) y el médico y botánico Dioscórides (40-90 d.C.), el gobernante Gentius descubrió las propiedades medicinales de la raíz de una planta con flores amarillas que crece en el sur de Europa, llamada después genciana (gentiana) en honor al mismo rey Gentius, cuyo nombre científico es Gentiana lutea (genciana amarilla, del latín luteus, 'amarillo, anaranjado', por el color de las flores). Pero ya señalamos que el color de la bacteria Micromonospora, de donde se obtuvo la gentamicina , es púrpura, y esta especie de genciana da flores amarillas, entonces ¿Qué relación existe entre el color púrpura de esta bacteria y el amarillo de las flores de esta especie europea de genciana?

La respuesta la encontramos en el hecho de que, si bien Gentius encontró propiedades curativas en la genciana amarilla que crecía en Iliria, en realidad dentro del género Gentiana (de la familia Gentianaceae) se conocen algo más de 400 especies, distribuidas en Europa, Asia, América y Nueva Zelanda, cuyas flores poseen coloraciones diversas según la especie, por ejemplo, blancas, rojas, amarillas, azules, púrpuras, violáceas, etc; así que algunas desarrollan flores con un color que se asemeja al de Micromonospora purpurea, como G. verna, G. acaulis, G. nivalis, G. andrewsii, G. parryi, G. pneumonante, entre otras. Y seguramente Weistin y su equipo de colaboradores compararon el color de la bacteria productora de gentamicina con una o varias especies de genciana de flores púrpuras o violáceas, acuñando el nombre de este antibiótico.

Resumiendo: la gentamicina proviene del latín gentamycin, con la participación de los siguientes componentes griegos:

  • genta-, de Gentiana (denominación del género de las gencianas) de Gentius (el nombre del rey de Iliria que descubrió los atributos medicinales de la genciana amarilla), debido al color púrpura o violáceo de las flores de ciertas especies del género, con un tono cromático muy semejante al que presenta la bacteria;
  • -mycin, que se forma por la combinación del vocablo mykēs (hongo), debido a que la bacteria productora de este antibiótico forma un tipo especial de ramificaciones filamentosas que recuerdan al verdadero micelio de los hongos, es decir, una especie de seudomicelio;
  • y el sufijo -ina, muy empleado en la formación de nombres de sustancias, como eosina, hemoglobina, antocianina, guanina, tripsina, etc.
De este modo, "gentamycin (gentamicina) es una sustancia (-ina) que se obtiene de una bacteria que al cultivarla forma filamentos parecidos al micelio de los hongos (mikēs), con un color púrpura o violáceo como el de algunas gencianas (genta-, gentiana)".

El vocablo griego mykēs (hongo), posiblemente se originó de la raíz indoeuropea *meug- (fangoso, viscoso, resbaladizo), que también dio origen en griego a myxa (baba, moco), de donde mixedema, mixorrea y mixomiceto. En latín mungere (soplar con la nariz); mūcus (moco), que nos dio mucosidad, mocoso y mucosa.

A los lectores interesados en ver más detalles del término mykēs, les sugiero que consulten en este mismo diccionario otras entradas, por ejemplo, las palabras micología, actinomiceto, polimixina, estreptomicina, ascomiceto y micorriza.

Fuente.

  1. Bong-Huikim et. al. 2001. The cell wall of Micromonospora purpurea contains a high conductance channel. Arch. Microbial 177: 184-191.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.