Etimología de GALO

GALO

La palabra galo, que a veces empleamos como sinónimo de francés, procedente del latín Gallus, designa en latín a los antiguos habitantes celtas de la Gallia, que de ellos tomaba su nombre y que abarcaba no sólo la actual Francia, sino también hasta Bélgica y parte de Suiza y norte de Italia, inmediatamente al sur de los Alpes. Eran también en el fondo el mismo grupo cultural y lingüístico que ocupaba las islas británicas (Gran Bretaña e Irlanda) y que también invadió buena parte la meseta interior de la península ibérica y la Gallaecia (que hoy llamamos Galicia) mucho antes de la llegada de los romanos. Julio César nos dice que se llamaban Galos en latín, pero Celtas en la lengua de ellos mismos, sin embargo el elemento gall- está también presente en muchas autodenominaciones de los galos o celtas. Los griegos de la colonia griega de Massilia (Marsella), desde luego los llamaban Κελτόι. Los antiguos vinculaban el nombre Κελτόι a la raíz *kel- (ocultar), explicando que "vivían ocultos", pero sólo es etimología popular sin fundamento. En realidad Κελτόι es la misma palabra que Γαλάται (Gálatas), nombre de un grupo galo que se extendió por Europa hacia el este y se asentó en Anatolia, en Asia Menor, y que fueron algunos de los primeros galos con que los griegos entraron en contacto además de con los occidentales por su mundo colonial.

En definitiva todas estas formas en cualquier caso dependen de una raíz indoeuropea *gal-3 (tener poder, ser capaz, tener fuerza, vigor, robustez y valentía). Del nombre de los galos proceden también nombres geográficos como el del país de Gales o Galicia.

El nombre propio griego Galatea (especialmente es conocida una mitológica ninfa de ese nombre) depende de esta raíz, así como el vocablo eslavo golem (grande, robusto, fuerte, gigantesco). También significa gigante y algunos consideran del mismo origen el nombre Goliath, vocablo filisteo, que aparece en la Biblia como el nombre propio del gigante filisteo que se enfrentó a David. Los filisteos o Philistini son un pueblo que formó parte de los llamados "Pueblos del Mar" y que seguramente procedía del Egeo. Tras atacar Egipto se establecieron permanentemente en la franja de Canaán, especialmente la franja de Gaza, poco después del 1200 a.C. y son el origen del nombre de Palestina. Aunque se semitizaron, las pocas palabras filisteas antiguas que se conocen hacen pensar que en origen hablaban una lengua indoeuropea.

- Gracias: Helena


Al parecer Galatea era una doncella blanca que habitaba en el mar en la calma. Este nombre no depende de la raíz *gal-2 (tener poder, ser capaz, tener fuerza, vigor, robustez y valentía), sino de *glak (leche). Viene del griego Γαλάτεια (Galateia = Blanca como la leche) que deriva de γάλα, γάλακτος (gala, galaktos = leche, de leche), como en galaxia.
En realidad, el nombre de Galatea evoca a los poetas la blancura de la leche, por lo que nace esta etimología popular que la hace derivar de leche y es completamente falsa. Si derivara de este vocablo, como todo lingüista sabe, el nombre sería "Galakteia" y no Galatea, que es una derivación imposible a partir de γάλα, γάλακτος, pues los nombres latinos y griegos derivan del radical puro (que siempre está en el genitivo, y no de un nominativo que puede haber perdido fonemas consonánticos finales). El nominativo γάλα sólo se usa en griego en compuestos de segunda posición. Es sobre todo el poeta Ovidio que llama a Galatea "más blanca que la leche" el principal responsable de la trasmisión de esta falsedad popular. Γαλάτεια ha sido asociado más bien a una raíz indoeuropea *gal-3 que evoca fuerza y poder, de modo que su nombre evoca más bien a la mujer fuerte y con poderes.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.