Etimología de GACHAS

GACHAS

La palabra gachas, empleada normalmente así en plural, designa a un plato pobre y propio de pastores cuya base fundamental es agua y harina. En España las gachas más tradicionales, que son sobre todo típicas de la Mancha, se elaboran friendo tocino, chorizos y otros productos cárnicos que se retiran, y en el aceite de oliva en que se han frito se suele tostar la harina (la más tradicional es harina de almortas) y se añade el agua cociendo hasta lograr una crema que se consume mezclada con los productos cárnicos. Pero este plato antiquísimo en origen era un simple cocimiento de harina tostada en agua, que ya elaboraban las gentes más pobres en la época más primitiva de los antiguos romanos, en que se llamaba puls, pultis, de cuyo plural pultes, viene nuestra palabra puches (otro nombre de las gachas).

La palabra gacha es de etimología discutida. Se ha propuesto que viene del latín coacta (cosa coagulada, trabada, espesada), forma procedente del participio de perfecto coactus-a-um, del verbo cogĕre (reunir, obligar, a veces también condensar o coagular), compuesto del prefijo co-/con- (conjuntamente) y el verbo agĕre (mover, llevar adelante, llevar a cabo, actuar), que se vincula a una raíz indoeuropea *ag- (conducir).

Pero a Corominas le parece muy poco probable esta etimología que debiera haber producido una forma "cuechas" más bien, según una evolución regular. Él apuesta preferentemente por una forma que en principio sería "cacha", un femenino de cacho, aduciendo que este plato podría haberse elaborado en origen con fragmentos de pan duro, de lo cual no hay ningún testimonio. Pero la ocasional sonorización de una c inicial en g, es entonces tan justificable en "cacha" como en coacta, y las evoluciones vocálicas populares a veces dan sorpresas, de manera que nada hay seguro.

La palabra cacho, en su acepción primitiva significó recipiente de cocina de barro cocido o también fragmento roto de un recipiente de barro, que luego aplicamos a un pedazo de cualquier cosa. Esta palabra procede de un latín vulgar *caccŭlus, refección diminutiva sobre caccăbus (olla, caldero) influida por la forma existente caccabulus, y que es préstamo del griego κάκκαβος ("kákabos", marmita, caldero). La palabra griega es a su vez un préstamo del semítico y se ha relacionado con el acadio kukkub.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.