Etimología de FATIGA

FATIGA

La palabra fatiga procede por derivación regresiva de fatigar y este verbo es un cultismo tomado del latín fatigare. Si bien se considera la existencia de una forma del latín vulgar tardío *fatīga de necesaria suposición en casi todas las lenguas romances obtenida por derivación del verbo latino fatigare, no es esta la que genera nuestro vocablo que no es patrimonial sino culto. Este verbo fatigare en latín en origen significaba "hacer agrietar, hacer que algo esté a punto de estallar" y primitivamente se aplicaba en sentido figurado a los caballos, cuando se los agotaba cabalgando hasta casi hacerlos reventar. Luego se aplicó en general con el sentido de agotar, cansar al máximo, incluso molestar e importunar demasiado.

El verbo se deriva de un viejo sustantivo inusitado fatis (grieta, ranura), con el sufijo verbal -igare (como en castigare) que en origen procede del verbo agere (hacer, mover) empleado en compuestos (como litigare: mover o hacer una lid, un juicio o querella) , que luego morfologiza como una sufijación verbal de verbos causativos (=hacer que se produzca una acción o estado).

De fatigare tenemos también el adjetivo infatigable.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.