Etimología de EXASPERAR

EXASPERAR

El verbo exasperar viene del latín exasperāre, que en origen significaba volver rudo, rugoso o desigual, y se aplicaba por ejemplo al estado del mar erizado de olas. Pasó también al vocabulario médico y lo hallamos empleado por el médico romano Celso con el valor de inflamar o irritar, y por fin también al vocabulario habitual con el sentido de irritar, agriar, enfadar o enfurecer, y así lo hallamos por ejemplo empleado por Tito Livio y por Quintiliano. El verbo se compone de un prefijo ex- que aquí, como en muchos casos tiene el valor aspectual de marcar el punto de partida o desenvolvimiento de un proceso creciente o intensivo, sobre el verbo asperāre (volver rugoso, agudizar, afilar), derivado del adjetivo latino asper, aspĕra, aspĕrum (rudo, rugoso, erizado y áspero para el tacto, el gusto o el oído).

Ernout y Meillet dicen que este adjetivo latino no tiene claros paralelos en el mundo indoeuropeo. Pokorny en cambio lo vincula a una raíz indoeuropea *sp(h)er-1 (erizarse para espantar, esparto, aspereza), que es la misma que daría en latín el verbo spernĕre (despreciar, alejar algo de uno).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.