Etimología de ESPARTANO

ESPARTANO

La palabra espartano designa al natural de la ciudad de Esparta en Grecia, en especial al pueblo que la habitaba en la Grecia antigua, y de manera figurada se dice que es espartano o que lleva una vida espartana de aquel que es austero, sobrio y rígido y vive sin permitirse el más mínimo lujo o sola superfluo.

El vocablo procede del adjetivo del latín Spartanus, que crearon los romanos a partir del nombre de la ciudad capital de aquellos Σπάρτη ("Sparte"), que no sabemos si tiene alguna relación con el vocablo σπάρτη (cuerda trenzada) o es una mera casualidad fonética. En realidad lo más extendido era llamar a este antiguo habitante de este pueblo Lacedaemonius (lacedemonio), tomado del griego Λακεδαιμόνιος, pues era así como los griegos los llamaban a partir del nombre de la zona geográfica que ocupaban que abarcaba Lacedemonia y el resto de Laconia. En griego existía no obstante la denominación Σπαρτιάτης ("Spartiates"), es decir espartiata, pero este nombre no se refería a cualquier habitante del territorio, sino a los integrantes de una clase social superior que eran los únicos que tenían en Esparta la ciudadanía completa, casta de origen dorio, mientras los ilotas (un campesinado servil descendiente de la antigua población autóctona de Laconia dominada por dorios) recibían cada año un lote de tierra con el que debían alimentar a su familia y a una familia de espartíatas, y no tenían acceso a las armas ni a la política, sin que existiera la esclavitud individual. Los espartíatas, la clase privilegiada, en realidad no lo era tanto, pues estaban sometidos a las leyes de Licurgo (el ancestral legislador de su constitución que pasaba por ser la más antigua de Grecia) y eso significaba de entrada que estaban sometidos a la eugenesia (si un recién nacido era débil o defectuoso era abandonado en un barranco del monte Taigeto). A los 7 años se separaba a los niños de sus familias y vivían acuartelados para su durísima educación que hacía de ellos atletas y extraordinarios guerreros, con muy penosos ejercicios físicos, obligados a desarrollar su astucia para robar o lograr su alimento en las condiciones más adversas, etc. Sus mujeres también recibían una instrucción basada en el ejercicio físico, pues pensaban que sólo de padres fuertes nacen hijos fuertes. Era famosa la frase con que las madres despedían a sus hijos que iban a la guerra: "Vuelve con el escudo o sobre él". En efecto los espartíatas, acabado su adiestramiento recibían sus armas, y un solo escudo grande y pesado para toda la vida. Un guerrero jamás perdía su escudo, excepto si huía en que lo abandonaba, porque con el escudo no podía correr. Si moría en batalla, su cuerpo era colocado sobre su escudo y lo traían a hombros sus compañeros. Así, si uno volvía vivo sin su escudo significaba que en algún momento había huido y quedaba deshonrado para toda la vida y el deshonor social afectaba para siempre a su familia. Eran famosos además los espartiatas porque su sociedad era completamente igualitaria, sin ricos ni pobres, todos vivían igual, por su austeridad absoluta en el atuendo y por su parca gastronomía (su principal plato era una especie de caldo o puré negro, algo repulsivo y pobre para los demás en la antigüedad, nada agradable, pero que contenía los nutrientes básicos para su subsistencia). Sus casas y templos eran muy sencillos, sin ninguna monumentalidad ostentosa.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.