Etimología de CABALGAR

CABALGAR

El verbo cabalgar viene del latín vulgar caballicāre, con síncopa y sonorización de la c intervocálica en g. De ahí también en latín medieval se emplea caballicāta (incursión militar a caballo), que en castellano da cabalgada y que da en italiano cavalgata, de donde nosotros tomamos la palabra cabalgata, referida ya a un desfile festivo o de lucimiento a caballo o con carros.

El verbo caballicāre lo tenemos por primera vez atestiguado en la obra de Anthimus (De observatione ciborum), médico de la escuela dietética de la primera mitad del s. VI d.C., pero sin duda existe desde mucho antes, pues su derivado caballicatio se encuentra documentado en el Codex Theodosianus del s. IV y en ciertos fragmentos del s. II d.C.. Luego caballicāre es bastante frecuente en latín medieval. Caballicāre sustituye en el habla al vocablo más clásico y culto equitāre (cabalgar), formado a partir de equus (caballo en general, caballo de monta y guerra), a través de su derivado eques, equitĭs (jinete). Y así analógicamente caballicāre se forma a partir de caballus (caballo de tiro y labor, para usos agrícolas) que también acabó desplazando en el habla al vocablo más propiamente latino que era equus, dando lugar a nuestra forma caballo. Del derivado adjetivo latino caballarius (palafrenero, escudero), voz tardía que aparece en el glosario de Isidoro, viene nuestra palabra caballero.

La palabra latina caballus, caballo ordinario de tiro y de labor, distinto del caballo de monta y el caballo de guerra, convive con otro vocablo de la misma raíz cabo, cabonis (caballo castrado). Es normal y lógico que en el latín vulgar y en las lenguas romances la palabra caballus haya sustituido en todos los casos a equus, pues el común de la gente lo que tenía era caballi y no equi.

La hipótesis de un origen celta para ese vocablo, aunque defendida por algunos en el pasado, basada sobre todo en que la palabra existe en celta, parece completamente desbancada. Lo que está claro es que tanto la palabra caballus como la palabra καβάλλης en griego son préstamos de una lengua distinta y no dependen la una de la otra ni viceversa. En ese caso hay que pensar en una palabra de origen asiático que los celtas tomarían también en sus últimas oleadas migratorias, en su estancia previa en la zona balcánica y en Anatolia, en Asia Menor. En persa existe kaval (mal caballo), y en turco käval como epíteto del caballo. Es posible que las formas latinas cabo y caballus, antiguas, llegaran al latín desde el etrusco, cultura que en sus orígenes, al menos en parte, depende de migraciones minorasiáticas a Italia. Pues lo que parece claro es que el vocablo procede en un último término de una lengua de Asia Menor. Y parece que tiene relación con un pueblo citado en las fuentes griegas, los Καβάλιοι o Kabalios, antiguo pueblo de Frigia en Asia Menor.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.