Etimología de ADELFA

ADELFA

La palabra adelfa (arbusto muy venenoso) viene del árabe andalusí addifla, con asimilación de la partícula al (al-difla). La palabra difla viene del árabe دفلى y este del griego δάφνη (daphne = laurel).

En la mitología griega, Dafne era una ninfa que era perseguida amorosamente por Apolo. Ella rechazaba los avances de Apolo y para no caer en su poder, pidió ayuda divina para librarse de él. Los dioses la transformaron en un árbol que tiene hoja verde todo el año, un laurel.

No confundir adelfa con ἀδελφός (adelphos = hermano) de donde tenemos las palabras diadelfos y Filadelfia.

Es interesante notar que hay varias otros nombres de plantas que son de origen griego, pero que se incorporaron al español a través del árabe. Por ejemplo: acelga, alcaparra, arroz, ... Estas palabras fueran adquiridas en el dialecto árabe andalusí durante los cientos de años (de 711 a 1492) que hubo territorios de habla árabe en España.

La mayoría de las palabras de origen árabe fueron recogidas en el español antes del siglo XIII. Es decir, antes de que se instituyera la Inquisición (siglo XV), se prohibiera la lengua árabe y se culminara el proceso de limpieza étnica de la Península Ibérica. En esos tiempos, Bagdad era la capital del conocimiento mundial (ver: algoritmo, álgebra, cifra). Aunque los monjes europeos conocían las plantas y tenían huertos con plantas para fines farmacéuticos, los nombres latinos de estas plantas fueron en algunos casos desplazados por términos árabes. Esto es porque les resultaba prestigioso. Es más o menos el mismo snobismo que pasaba antes con el francés y ahora con el inglés (ver: lenguas que han influido en el léxico español).


En mi opinión hay en la intervención anterior una expresión quizá no muy afortunada. Me refiero al aludido proceso de "limpieza étnica" de la Península Iberica. Si con ello se quiere aludir a un proceso de forzosa uniformización religiosa con consecuencias que a la larga conllevarían la injusta expulsión de la península de las minorías no tenidas como cristianos o consideradas desidentes, estamos de acuerdo, como también lo estaremos en el juicio histórico condenatorio de tales medidas profundamente injustas. Pero resulta que el concepto "limpieza étnica" es hoy un claro eufemismo de genocidio, de exterminio de un pueblo o una etnia, y claro tal afirmación conlleva que el que desconozca en detalle la historia de España, piense que aquí se produjo un holocausto conjunto en toda regla de minorías religiosas seguramente además en las hogueras de la Inquisición. Y claro, eso es absolutamente falso históricamente. Primero, se tiende a confundir la historia de España con la historia de Castilla: la Inquisición aparece en Castilla en 1478, pero se olvida que en toda la Corona de Aragón (reinos de Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares) existía y actuaba desde el s. XIII, y que la Inquisición sólo podía actuar o procesar a cristianos bautizados: judíos y musulmanes quedaban totalmente fuera de su alcance pues su única competencia era la persecución decristianos heréticos, como lo fue siempre. Los reinos hispanos desde el s. XIII incluían minorías musulmanas de los territorios conquistados, en principio toleradas, llamadas primero mudéjares y a partir del s. XVI moriscos. Entre fines del s. XV y primer tercio del XVI según territorios diferentes de España donde los había (más o menos la mitad sur), estos moriscos fueron obligados a una cristianización forzosa, con lo que ya al bautizarse sí quedaban bajo control inquisitorial, que no sólo era religioso, sino también solapadamente en contra de la disidencia política. Por distintos factores en los que no sólo actuaron causas religiosas, sino también políticas y económicas, que están muy bien estudiadas además, y que sería aquí muy complejo analizar en detalle, en Aragón, Valencia, Baleares, Murcia, Andalucía y sur de Castilla, así como en el sur de Portugal, ya en el s. XVII, entre 1609 y 1614, se produjo la expulsión de todas aquellas comunidades moriscas consideradas como no integradas, practicantes clandestinas de su religión y acusadas de colaboracionistas con la piratería berberisca que azotaba las costas con la protección lejana de los turcos. Semejante expulsión además no era de una etnia diferente, eran tan hispanos como los demás (descendientes masivamente de los hispanoromanos primitivos, como todos los demás, solo que islamizados), y estaban en su tierra como los demás, y por tanto expulsión tan injusta y arbitraria como cualquiera, por supuesto. Pero creo que por "limpieza étnica" y genocidio entendemos otra cosa: la exterminación o lo que es lo mismo, eliminación física de un pueblo o un grupo humano, cosa que en ningún momento se dio.

BIBLIOGRAFÍA

  • MOLINER, A. et alii. La expulsión de los moriscos. 2009
  • BERNABÉ PONS, L. Los moriscos: conflicto, expulsión y diáspora. Madrid, 2009
  • DE EPALZA, Mikel. Los moriscos antes y después de la expulsión. Madrid, 1993.

- Gracias: Helena


El término "limpieza de sangre" y sus estatudos fueron creados por los católicos españoles de ese tiempo. Según el DRAE, un genocidio es: "Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad." Y eso fue lo que pasó en España, fue una eliminación física sistemática de los "moros" y luego "moriscos" por motivos de su idioma, religión, color de piel ("moreno"), manera de vestirse, sus nombres y apellidos, su comida.... etc.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.