Etimología de ÁPTERO

ÁPTERO

La palabra áptero viene del griego ἄπτερος (ápteros); compuesta del prefijo privativo de α- (a- = sin, como en apatía) y πτερον (pterón = ala, como en quiróptero), que no posee alas.

En el campo de las artes, se refiere a los templos de la época antigua que carecen de columnas en sus fachadas laterales. Se consideran ápteros, los templos anfipróstilos, como el de Atenea Nike (Acrópolis de Atenas).

En zoología, se refiere a un animal sin alas. Y recordemos que en el reino animal, sólo existen tres grupos taxonómicos, que cuentan con especies aladas: en los vertebrados, los mamíferos del orden Quiróptera, es decir, los murciélagos y las aves, y entre los invertebrados, dentro del filo Artrópoda, los insectos.

Pero en virtud de que no es usual y, quizás sea impropio hablar de vertebrados ápteros, entonces, este término se utiliza únicamente para referirse a los insectos desprovistos de alas y, por lo tanto, sin la capacidad de volar.

Taxonómicamente hablando, la clase insecta se subdivide en dos principales subclases: Apterygota y Pterygota.

La primera está representada por los insectos más primitivos y que en ninguna fase de su desarrollo presentan alas y comprenden sólo cuatro ordenes: Protura, Diplura, Collembola y Thysanura. Esta subclase también se denomina Ametábola, porque comprende a insectos que nunca presentan metamorfosis durante el transcurso de su vida. Se trata de insectos por lo común pequeños, pues raramente sobrepasan los 12 mm., y se encuentran casi siempre en restos orgánicos de origen vegetal, debajo de las piedras, en lugares sombríos, como cavernas o en huecos de tallos leñosos, y no son raros en el interior de las viviendas; casi siempre son inconspicuos, por sus colores poco llamativos y su carácter huidizo.

En cambio, la subclase Pterygota incluye a los insectos alados y a los que secundariamente han perdido las alas a través de procesos evolutivos; representan a la gran mayoría de especies. También se les llama Metábolos, por sufrir algún tipo de metamorfosis durante su ciclo de vida.

Por lo tanto, entre los insectos, además de los apterygotos, los estados juveniles de la segunda subclase, o sea, todas las larvas y muchas ninfas, son ápteros. Pero también muchos insectos en su fase adulta carecen de alas como las pulgas y los piojos. Además, en las hormigas y termitas adultas, las alas sólo están presentes en los machos y en las hembras nada más en ciertos casos, mientras las obreras son siempre ápteras.

La mayoría de los insectos alados siempre poseen dos pares de alas, aunque existe un grupo de insectos muy numeroso en especies que son los Dípteros (moscas, tábanos, zancudos y muchos más) que tienen sólo dos alas y el segundo par son dos rudimentos , los halteres, apenas visibles con la ayuda de un microscopio de disección.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.