Etimología de VULGATA

VULGATA

La palabra Vulgata designa a la traducción de la Biblia al latín hecha principalmente por San Jerónimo (¿347-420? d.C.) entre finales del siglo IV y principios del V d.C. Dicha traducción fue tomada del griego (Septuaginta) y del hebreo e incluye al Nuevo Testamento. Actualmente (2019) es una edición o copia de la Biblia latina usada y autorizada por la Iglesia Católica Romana.

Vulgata viene del latín tardío vulgāta ēditiō ('edición popular', 'para toda la gente', en un latín más accesible) que pasó al latín medieval como Vulgata, es decir, 'la versión popular o hecha para el pueblo'. A su vez vulgata es el femenino de vulgatus que significa 'ordinario', 'común', 'general', 'conocido por doquier', 'mensaje que se ha extendido entre el pueblo común', 'vulgar'. Y vulgatus es el participio pasado de vulgo ('yo propago', 'yo divulgo una noticia'), vulgare ('propagar', 'divulgar', 'dar a conocer al público, a la muchedumbre') de vulgus o volgus, término más antiguo ('muchedumbre', 'pueblo', 'el populacho', 'la multitud', 'el pueblo raso', como en las expresiones in vulgus o 'manifiestamente', 'ante toda la gente' e in vulgum emanāre, 'divulgarse', 'propagarse o difundirse entre la gente'. Precisamente vulgāris, ('común', 'trivial', 'ordinario', 'corriente' 'lo que todos conocen') procede de vulgus; por ejemplo en Phaseolus vulgaris L. que es el nombre taxonómico de la judía de Europa o el frijol (Phaseolus) de América que todo el pueblo conoce y come (vulgaris).

Editio, onis ('publicación de un escrito o libro', editar) viene del verbo edo, edere ('hacer salir', 'sacar', 'dar a conocer').

San Jerónimo hizo la traducción por la petición del papa Dámaso I (305-384 d.C.), debido a que en la Biblia latina antigua o Vetus Latina y otros manuscritos bíblicos viejos en latín que ya se habían hecho hacia el siglo II d.C., principalmente en el norte de África y algunas partes de Europa, había numerosas divergencias e inconsistencias. Vetus significa 'viejo', 'añoso', 'antiguo', 'anterior', de donde las palabras vetustus (vetusto), 'viejo' y veteranus (veterano), 'añoso', 'viejo'. Por lo tanto, Vetus Latina no significa que haya estado escrita en latín arcaico (ss. VI-IV a.C.), sino simplemente que era una edición anterior, más bien en latín clásico (el latín de Cicerón y otros), que debía ser revisada y reorganizada.

La Vulgata comenzó a popularizarse a partir del siglo VI y ya para el IX era casi uniformemente utilizada por los cristianos medievales que hablaban el latín. Pero fue hasta abril de 1546 cuando el Concilio de Trento (Italia) del papa Paulo III, oficializó su aprobación, en donde, entre otras cosas, se afirmó: "...debe ser usada en lecturas, disputas, sermones y exposiciones...", "...de todas las versiones latinas ahora en circulación... esta antigua y bien conocida versión aprobada por muchos siglos de uso en la iglesia, debe ser considerada auténtica u oficial para su uso público y no debe ser repudiada...".

Se menciona que la primera versión española fue hecha por Alfonso X 'El Sabio' en el siglo XIII. Luego saldrían sucesivas ediciones más, hasta que en 1452 aparece ya impresa la de Gutenberg (1400-1468). La popular edición todavía en uso, Reina-Valera que primero se editó en 1862, resultó de revisar y unir la llamada Biblia del Oso, en cuya portada aparece un oso tratando de alcanzar un panal de miel que pende de un árbol, publicada por el español Casiodoro de Reina (1520-1594) en 1569 y la Biblia del Cántaro en la que se ve a dos hombres, uno que planta un árbol y el otro echándole el agua contenida en un cántaro, una revisión y corrección de la anterior, que fue editada en 1602 por Cipriano de Valera (1532-1602).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


San Jeronimo en su estudio - c. 1540 - Pintura de Reimerswall en el museo Blanton de Austin, Texas. Foto tomada por Valentín Anders en el Septiempre del 2019


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.