Etimología de TIGRIS

TIGRIS

La palabra Tigris, como hidrónimo (nombre de río, arroyo o lago) designa a un legendario río de suroeste de Asia, que cursa casi paralelo con el Éufrates, desde el este de Turquía hasta el Golfo Pérsico. La porción de terreno entre ambos ríos se conoce como Mesopotamia (literalmente "tierra entre ríos"), cuna de civilizaciones muy antiguas.

Tigris proviene directamente, del latín tigris a su vez derivado del griego τίγρις = tígris, término que proviene del persa antiguo, tigra, (agudo, afilado, puntiagudo), vinculado a la raíz indoeuropea *steig- (puntiagudo, picar), que dio también en pártico (lengua hablada por los partos, antiguo pueblo de Persia), 'tir' (flecha, por lo afilado) y en avéstico tighri (flecha), tighra (afilado, agudo), aunque en esta lengua no se conoce la aplicación de estos términos para referirse ni al río Tigris, ni al carnívoro tigre. De cualquier manera todos estos términos convergen en significar lo mismo: 'flecha' o algo 'afilado' o 'puntiagudo'. Y como de tigris, tígris derivan tanto el nombre del felino (tigre) como del río (Tigris), las fuentes indican que para el caso del animal, probablemente se le llamó de esa forma por analogía tanto de su rapidez (como flecha) en su ataque, como tal vez lo afilado de sus colmillos; mientras que el río, quizá se hizo merecedor de ese nombre porque en general, su cauce es mucho más rápido (como flecha), si lo comparamos con su compañero de curso (el Éufrates).

Parece que "nadie sabe con certidumbre si ambas etimologías son coincidentes, ni si primero se aplicó al animal y después al río o viceversa, porque no tenemos entre el material escrito iranio nada que lo atestigüe. La palabra es en efecto un préstamo iranio, aunque según el escritor romano Varrón (s. I a.C.) el origen remoto del vocablo es armenio y según otros autores antiguos, medo (persa). Varrón dice que el río es "vehementissimum" (que fluye con una impetuosa fuerza) y de ahí su nombre. Para Ernout y Meillet podría tratarse de palabras en origen diferentes, pero aproximadas en su forma por la etimología popular. Es decir que lo más probable es que el nombre del río y el nombre del felino en origen no tengan nada que ver, sino que han confluido en una forma idéntica al ser prestados desde el iranio, y se han relacionado por mera etimología popular". (Pingarrón Seco 2016). De cualquier forma, lo cierto es que muchas fuentes sostienen la posibilidad de que en ambos casos, se trata de una etimología que refiere al término con la idea de la 'rapidez de una flecha'.

Hoy (15 de septiembre de 2016) hemos recibido del maestro mexicano Manuel Javier Amaro Barriga un hermoso cuento sobre la nobleza del felino viviente más grande que existe y el motivo por el que el río Tigris fue, desde aquellos lejanos días así bautizado, cuento que me permito transcribir a continuación:

"Hace muchos años, allá por mediados de la década de los sesenta, mi padre llegó a casa y, como todos los sábados, con cuentos o libro de cuentos para sus tres hijos. (Simiente del amor por la literatura que desde siempre él nos inculcó). Esa es otra historia..."

"La que ahora viene a cuento es la de un cuento que recuerdo que me impactó mucho por lo antiguo, porque hablaba de lugares, lenguas, nombres y paisajes inimaginados e inimaginables en la infancia. Hablaba de un bisabuelo que paseaba con su bisnieto por un hermoso valle mientras el niño le narraba las terribles historias que sus amiguitos le habían contado acerca de lo peligroso que era vivir en las aldeas del este (o del oeste, no recuerdo bien), habitadas por tigres. De su ferocidad, de cómo devoraban hombres y devastaban el ganado. El bisabuelo, después de escucharlo atentamente, le dijo que aquellos niños le mentían, que los tigres no sólo eran hermosos, bondadosos e inteligentes; que jamás comían hombres si estos no los molestaban... Contó a su bisnieto fabulosas historias de tigres, de todo tipo, y de la creencia muy, muy antigua, de que eran seres que los dioses de sus ancestros les habían obsequiado hace muchos, muchísimos años para defender a los hombres del valle de otros hombres que sí eran malos porque robaban ganado y molestaban a los tigres, que, en venganza, sí los devoraban; porque siempre defendían a su pueblo... que eran tan buenos y comedidos con los hombres del valle, que un antiguo rey del lugar, a cuya hija un gran tigre salvó de ser raptada por hombres enemigos, en agradecimiento, y sabiendo que los tigres vivían, bebían, se alimentaban, dormían, nacían e iban a morir en la ribera del antiguo río que los ancestros habían elegido para fundar su pueblo, mandó a su mensajero para avisar a todos que en adelante, el río se llamaría Tigris, en honor de los buenos tigres protectores".

"Pues bien, dentro de esos lugares y esas lenguas que poco dicen en la niñez, que tienen más sabor a fantasía que a geografía, aparecían topónimos que luego supe que referían ciudades sumerias o asirias o babilonas o algunas otras de la antigua Mesopotamia; no lo recuerdo con precisión. Lo que sí recuerdo bien es que el bisabuelo hablaba de la antigua y desaparecida lengua acadia del pueblo original y de que el nombre el tigre lo llevaba por ser tan veloz como el vuelo de una flecha salvadora. También recuerdo que el cuento era de origen asiático ¿árabe, turco, iranio quizá? No lo recuerdo, pero si sé que a colación de su pregunta, me encantó desenterrar el cuento de entre mi memoria y, ahora, compartirlo a medio siglo de haberlo leído... con padre. ¡Qué padre! Gracias".

En efecto, los tigres merodeaban en la antigüedad desde Turquía hasta las costas de Siberia, pero actualmente han perdido gran parte de su hábitat natural y están en peligro de extinción.

  1. Oxford English Dictionary. 1984. USA.
  2. Pingarrón Seco Elena. 14 de septiembre de 2016. Comunicación personal.


- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.