Etimología de TAURO

TAURO

La palabra Tauro viene del latín taurus (ταῦρος = tauros, para los griegos; sthūrus, en sánscrito) que significaba toro, buey (Cicerón), así como el cuero del toro (Virgilio), la segunda constelación del zodíaco, pero también llegó a significar raíz de árbol (Quintiliano), cierta ave, cierto escarabajo (Plinio), El Monte Tauro de Asia, una antroponimia, etc. En este caso, vamos a concentrar nuestro escrito en el término, como el nombre de la segunda constelación del zodíaco, ubicada entre Aries al oeste y Geminis hacia el este.

Como comentario inicial, debemos señalar que el toro ha sido símbolo de fortaleza y fertilidad desde tiempos muy antiguos, uno de cuyos testimonios son el dibujo de un toro y un caballo encontrado en cuevas de Lascaux en Francia, con una antigüedad estimada hacia el año 15.000 a.C.

En culturas de muchas partes del mundo se muestra al toro como una deidad sagrada y como participante en diversas mitologías, por ejemplo, los antiguos egipcios adoraban a Apis, que era el toro de Memphis, al parecer, una encarnación de Osiris; los israelitas adoraban al Becerro de Oro.

Probablemente los primeros en relacionar a un toro con esta constelación fueron los Caldeos (ss. XI-VI a.C.) de Mesopotamia. Pero a la constelación de Tauro (Taurus, en latín) se la vincula tradicionalmente con la mitología griega, donde se afirma que este grupo de estrellas recibió este nombre en referencia a la narración sobre el dios griego Zeus (Júpiter para los romanos), en la que raptó a la diosa fenicia Europa, que era la hija más bella de Agenor, rey de Tira (una antigua ciudad griega ubicada en la costa norte del Mar Negro), otros dicen que del rey Phoenix (Fénix) de Phoenicia (Fenicia, región o país de Asia antigua). Era tal su hermosura, que Zeus se enamoró de ella, y cierto día, mientras cortaba flores con unas amigas en una pradera cercana al mar, se le presenta Zeus en la forma de un toro blanco, cuya hermosura y mansedumbre hizo que Europa perdiera el miedo y aceptara subirse a su grupa. Entonces Zeus se dirigió al mar y se zambulló para cruzarlo y llevársela a tierra firme, hasta Creta (isla griega), donde luego Zeus se transformó en águila y enseguida la poseyó. De Zeus tuvo a Minos, Rhadamanthis y, según algunas versiones, a Sarpedón. Tiempo después, se casó con Asterius, el rey de Creta, quien adoptó a los hijos de Zeus, que como compensación de la falta de virginidad de Europa, le regaló, entre otras cosas, un hombre gigante de bronce, llamado Talos, para defender la isla o reino de Creta, donde fue venerada bajo el nombre de Hellotis, donde se celebraba el festival Hellotia en su honor.

Es por eso que durante el periodo clásico helénico (entre 500 y 338 a.C.), los griegos veían en la constelación zodiacal del Toro (Tauro, Taurus) a Zeus transformado en toro cuando rapta a Europa. Así mismo, conviene mencionar que la constelación agrupa a las estrellas repartidas sólo en el cuarto anterior del cuerpo del toro, como simbolizando a Zeus transformado en ese animal, saliendo del mar cuando llega a Creta con su amada Europa. También existe la versión, al fin semejante, sobre el mito en el que Zeus transforma a Io, una hermosa doncella, para que escapara de Hera, y otra que dice que Tauro simboliza a la bestia que Hera envió para acabar con Orión.

En esta constelación sobresalen tres estrellas con cierto simbolismo:

Alpha Tauri (ά), estrella rojiza, la más brillante, llamada Aldebarán (el vigilante) que según algunos, representa a un ojo del toro que vigila incesante a Orión el cazador, una constelación vecina ubicada al suroeste, o también hay quienes dicen que el ojo vigila a las Pléyades, un grupo de estrellas que son parte de Tauro.

Las estrellas β (beta) Tauri o del cuerno norte y ζ (zeta) Tauri o del cuerno sur, que representan a las puntas de los cuernos.

El símbolo de Tauro es ♉, que representa a una cabeza de toro con sus cuernos, lo encontramos en en el libro Poeticon Astronomicon (De Astronómica), que durante el renacimiento se le atribuyó a Cayo Julio Higinio (64 a.C.-17 d.C), y que fue publicado en 1482 en latín, en donde se narran las historias sobre el nombre de las constelaciones bautizadas en aquel entonces, basadas en nombres mitológicos.

Fuentes:

  • Levy H. David. 1994. A Guide to Skywatching. pp. 214-215. USA (Edición impresa).
  • The Century Dictionary online. Vol. 7. p. 6199. (25 diciembre 2015.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


A los interesados de los signos del zodiaco los invitamos a visitar las siguientes páginas: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis y zodiaco.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.