Etimología de SATURNALES

SATURNALES

El nombre Saturnales viene del latín Saturnalia, nombre de una importantísima festividad romana asociada al fin del ciclo anual y al solsticio de invierno, dedicada al dios Saturno, del que se cuenta también que habitó el Lacio en antiquísimas épocas trayendo la opulencia y prosperidad a los hombres, se le atribuye en la mitología el gobierno del universo en la mítica Edad de Oro, la primera etapa de la historia de los seres humanos en que no había diferencias entre ellos, y la tierra era un paraíso de primavera eterna en que corrían ríos de leche y goteaba la miel de las encinas, y los hombres vivían sin tener que trabajar ni sufrir necesidades ni penalidades.

Las fiestas empezaban el 17 de diciembre con unos rituales en el templo de Saturno, tras lo cual el Estado romano sufragaba un multitudinario banquete que se extendía por las áreas públicas y al que cualquiera estaba invitado. Entonces se adornaban las casas con plantas y figurillas y se encendían velas durante los siete días siguientes, que eran días seguidos de continuas celebraciones familiares y comilonas en que se intercambiaban regalos, celebrando la igualdad y fraternidad humana y los esclavos eran sentados a las mesas y servidos por sus dueños con los más exquisitos manjares, liberándolos de sus obligaciones habituales. La gente se felicitaba mutuamente con el grito de "Io, Saturnalia!". Acabada la fiesta, se empalmaba con la celebración del día del nacimiento del Sol Invicto el 25 de diciembre.

Tan arraigadas estaban estas fiestas entre los romanos y tan queridas eran, que el cristianismo cuando llegó al poder, por mucho que se empeñó en desacreditar las fiestas paganas como fuente de pecado, especialmente sexual (aún queda una acepción en el DRAE de saturnal como orgía desenfrenada, creada por el cristianismo y falsa), finalmente hubo de cristianizarlas, asociando las Saturnales y el dies Natalis Solis Invicti, al nacimiento de Cristo, dando lugar a los tradicionales festejos navideños. De este Natalis viene el nombre de la navidad en tantas lenguas, como el italiano Natale, el portugués Natal, el catalán Nadal o el francés Noël. Nuestra forma Navidad deriva en cambio de nativitas (natalicio, nacimiento).

Saturnalia deriva del nombre del dios Saturnus, un antiquísimo dios itálico. Los etimólogos romanos relacionaban su nombre con satus (sembrado) y satio, sationis (sazón, siembra o cosecha), también por la vinculación de este dios con la idea de opulencia, recursos y fertilidad. En realidad sabemos que la variante primitiva del nombre fue Saeturnus, y no está clara su etimología. Algunos piensan que se trata de un vocablo de origen etrusco y que el dios también tiene este origen.

Como decían los romanos, aprovechemos la ocasión, pues "no siempre serán Saturnales".

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.