Etimología de NOSTOC

NOSTOC

La palabra Nostoc, nombre de un género de cianobacterias (Cyanobacteria, literalmente bacterias azules, del griego kýano (s), 'azul, azul oscuro'), proviene del alemán Nostoch, término algo caprichoso o arbitrario acuñado en el siglo XVI por el alquimista, filósofo, médico y astrólogo suizo-alemán Paracelso (Phillipus Aureolus Theophrastus Bombastus Von Hohenheim [1493-1541]). Se trata de organismos que han sido llamados algas azul-verdes o cianofíceas; sin embargo, como son procariotas, la posición taxonómica actual las considera como bacterias (reino Monera), pues las algas (reino Protista) son eucariotas.

Pero en este caso, para poder exponer con cierto detalle el origen de este 'raro o infrecuente' tecnicismo, debemos recurrir a una explicación un tanto pormenorizada:

Las primeras descripciones de Nostoc se remontan a unos 1600 años atrás, en los tiempos de la Dinastía China de Jin, donde era conocido como Ge-Xian-Mi y llegó a utilizarse como alimento básico. Sin embargo, el nombre Nostoch tuvo su origen en Europa hace unos 500 años.

Colonias de muchas especies de Nostoc, en especial N. commune (MM. Ed. Bornet, Ch. Flahault 1886), aparecen en el suelo como costras negras y quebradizas cuando están secas, pero al humedecerse después de las primeras lluvias de la estación húmeda, se tornan rápidamente como masas conspicuas, abultadas y con una consistencia de firme a gelatinosa, de tamaño variable y con una coloración azul verdosa o verde oliva. Quien haya manipulado este material, debe haber notado el intenso olor a "tierra mojada", causado principalmente por una sustancia llamada geosmina, contenida en estos y otros microorganismos. Debido a la inusitada velocidad con la que se desarrollan estas colonias de bacterias después de una tormenta, durante la Edad Media llegó a creerse que tales estructuras caían del cielo, por lo que les llamaban en alemán Sternschnupfen, que se traduce más o menos como "lo que las estrellas lanzan o disparan". La idea de esa sustancia gelatinosa azul-verde que provenía o caía desde el cielo despertó el interés de Paracelso (que dicho sea de paso, muchos historiadores asumen que él mismo así se nombró: "Para Celsus", literalmente, "más arriba o más allá de Celsus", pues se consideraba más grande en conocimientos que Aulus Cornelius Celsus, un célebre médico y escritor romano del siglo I d.C.).

Pero ¿Cómo y por qué propuso Paracelso la palabra compuesta Nostoch? Quizás una de sus observaciones y comentarios nos dan la pista: "Nostoch... polución de alguna exuberante y pletórica estrella, o más bien excremento o inmundicia exhalado a través de la nariz o fosas nasales de algún planeta reumático o enfermo". Parece que esta no fue una afirmación tan extravagante durante el Medievo como pudiera creerse (recordemos la creencia medieval de que estas colonias bacterianas llegaban desde las estrellas, por la excepcional rapidez con la que se desarrollan). Más bien Nostoch es como un juego irónico o burlón que resulta de combinar dos palabras, una en inglés antiguo: nosthyrl, de nosu, 'nariz' y thyrel, 'orificio', de donde deriva la actual palabra inglesa 'nostril', que en castellano significa 'orificio nasal', y otra en alemán medieval: Nosenloch, con igual significado ('ventana u orificio nasal'), tomando 'nost' de la primera y 'och' de la segunda. Y más de 300 años después, Bornet y Flahault propusieron Nostoc como nombre del género de estas bacterias de la familia Nostocaceae.

Fuentes consultadas:

  • Hargrave G. John. 2015. Paracelsus. Encyclopaedia Britannica Online.
  • Potts Malcolm. Etymology of the Genus Name Nostoc (Cyanobacteria). International Journal of Systematic Bacteriology, Apr. 1997, p. 584.
  • Vaucher ex Bornet Flahault. 1886. Revision des NOSTOCACÉES HÉTÉROCYSTÉES. FRANCE.
- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.