Etimología de KEPLER

KEPLER

Kepler es un apellido germánico de origen ocupacional y que significa "el que hace capas (prendas de vestir largas y sueltas) y capuchas (prenda para cubrir cabeza y rostro)"; viene del alto alemán medio (h. ss. XI-XIV) Kappe (provisto con capa y capucha). Kapuze significa 'capucha' y Kappe 'gorra' en el alemán actual. En español, la palabra quepis, del francés képi (1809) es un tipo de gorra usada por militares de ciertos países. El francés képi procede del alemán Käppi, diminutivo de Kappe; probablemente del latín tardío cappa, 'un tipo de gorro', atestiguado en los escritos de Isidoro de Sevilla (556-636 d.C.); de caput (cabeza), vinculado a la raíz indoeuropea *kaput- (cabeza). En inglés existe el sustantivo kepi (del francés képi), con igual significado. Por lo tanto, el apellido Kepler es parte de este grupo de vocablos, que tiene variantes diversas como Kepler, Keppler, Kaeppler, Kaepler, Keppel, Kepele, Kempler y otras.

El apellido Kepler se detectó primero en la región de Bohemia, ahora la porción occidental de de la República Checa.

Obviamente han existido y existen personas con este apellido desde tiempos medievales, pero en este caso, el propósito es hacer referencia especial al matemático, astrónomo y astrólogo alemán Johannes Kepler (1571-1630), nacido en Weilderstadt, Württemberg al suroeste de Alemania, quien hizo diversas aportaciones a la física y a la astronomía, pero sin duda, una de la más renombrada son las leyes que rigen los movimientos planetarios en torno al sol, que antiguamente se comenzaron a aceptar, aunque se creía que describían órbitas circulares, pero él demostró que son elípticas.

Existen muchos epónimos derivados de este gran personaje, solo basta mencionar algunos: cráteres Kepler, uno en la Luna y otro en Marte; Telescopio espacial Kepler; la Supernova de Kepler de 1604; el asteroide 1134 Kepler; la Ecuación de Kepler; el Triángulo de Kepler, etc.

Kepler creía en Dios. Como prueba de ello, está la declaración a él atribuida: "Esas leyes de la naturaleza están al alcance de la mente humana. Dios quería que las reconociéramos al crearnos según su propia imagen, para que pudiésemos compartir sus propios pensamientos y propósitos".

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.